lunes, 16 de octubre de 2017

La Espina y Bustellán - 11 de Octubre de 2017

Aprovechando la visita de Marce a Asturias, me acerqué a acompañar un rato a la grupeta durante una ruta en la que tocaron ligeramente el occidente asturiano. La tendida subida a La Espina, y el durísimo Bustellán fueron las dificultades montañosas del día. En total fueron 90kms y 1850m de desnivel



Al poco de llegar a Cornellana aparecen Estrada, Fran y Marce. Vienen desde Grado y para entrar en calor tomamos un café.
A la salida de Cornellana encontramos un semáforo de obras que sirve de punto de arranque para la salida lanzada, jaja.


Para llegar a Salas tenemos unos 9kms de falso llano que se hacen incómodos debido a la gran cantidad de tráfico que soporta esta carretera.


Al llegar a Salas comenzamos a subir a La Espina sin llegar a entrar a la villa. A nuestra derecha podemos ver Salas, y en la parte alta del monte el Santuario del Viso.


Esta vertiente de La Espina es una subida muy suave. La pendiente suele rondar el 3-4% casi todo el tiempo.




Con una buena temperatura coronamos La Espina.


Nos despedimos de Fran, que tiene que volver a Grado, y comenzamos a bajar hacia la costa. En el Pontigón comenzamos a subir a Bustellán. Nos esperan algo más de 11kms a más del 8% de media.


Los primeros 5kms, hasta llegar a Ayones, transcurren por una carretera muy ancha, prácticamente rectilínea, y muy dura. La pendiente se sitúa todo el tiempo entre el 8 y el 10%, sin un solo descanso.



Tras 5kms de subida llegamos a Ayones. Pero aquí no se suaviza la subida, tras pasar el pueblo se endurecerá aún más.



Nos encontramos un tramo de más de kilómetro y medio con una media superior al 12%, y rampas que alcanzan el 18%.
El bosque de los primeros kilómetros de subida deja paso a una zona de preciosas praderas.



Este tramo se hace muy duro y vale más intentar distraerse con las magníficas vistas, jaja.


A la derecha podemos ver el Pico Pena.



Y también a nuestra derecha podemos ver el Estoupo y la Capiel.la Martín.


A nuestra izquierda podemos ver la carretera que sube por Los Corros, y al fondo, el Pico Aguión.


Al acabar ese tramo tan duro, salimos a la carretera que llegar de Los Corros, y encontramos algún pequeño descanso. Por aquí voy bastante quemado y estos tramos más suaves me dan la vida, jaja.


Salimos de nuevo a la carretera principal que habíamos dejado en Ayones. Ya vemos la cima al fondo. Nos quedan unos 2kms al 7-8%.



Y coronamos Bustellán. Ya había subido esta vertiente hace 5 años y me había parecido muy dura. Sin embargo hoy me ha parecido un verdadero coloso. Uno de los puertos más duros de Asturias.


Bajamos algo más de 1km y tenemos un kilómetro y medio de subida hasta la mítica Casa del puerto, uno de los pocos sitios donde Indurain fue derrotado en su época de plenitud.


Bajamos a Tinéo donde paramos a comer unos merecidos pinchos. Allí me despido de Estrada y Marce que continúan la ruta. Yo vuelvo hacia Cornellana ya que no tengo tiempo para más. Me quedan 30kms muy cómodos salvo algún repecho a la salida de Tinéo.


Gran ruta tocando ligeramente el occidente asturiano, que nunca defrauda. Aunque, como siempre, lo mejor fue la compañía.




martes, 10 de octubre de 2017

Por La Mortera, La Roñada y La Degollada - 4 de Octubre de 2017

Hoy toca hacer la crónica de una bonita ruta por la zona de Grado, Candamo y Las Regueras, que siempre deja bonitos paisajes y agradables ascensiones.
La ruta tuvo un total de 96kms y 1600m de desnivel, con las subidas a La Mortera y La Roñada.



Salimos de Oviedo sobre las 10 de la mañana la grupeta que formamos Carlos, David, Luis y yo. Vamos hasta Grado por la general, donde paramos a tomar el innegociable café de todas las rutas, jaja.
Allí decidimos seguir la ruta con la subida a La Mortera.


Los primeros 3kms son bastante duros, con pendientes constantes entre el 8 y el 10%.




Los últimos kms son más suaves y dejan bonitas vistas del valle del Nalón.


Coronamos La Mortera. Siempre presta hacer esta subida.


Descendemos hacia San Román, y allí continuamos hacia Santoseso para comenzar a subir a La Roñada.



La subida es suave y muy bonita. Con pendientes en torno al 5-6% alterna zonas de bosque con otras de praderías.




Tras coronar La Roñada, seguimos hasta La Peral y desde allí subimos a La Reigada y después a La Degollada.
Bajamos por El Cogollo hacia Llanera. Esta bajada es muy escénica y deja siempre imágenes bonitas.


Por la zona de Llanera y Las Regueras tenemos constantes repechos hasta llegar al Escamplero.


Y desde El Escamplero volvemos a Oviedo sin mayor novedad.
Bonita ruta para un miércoles por la mañana. Aunque como siempre, lo mejor ha sido la compañía.




viernes, 29 de septiembre de 2017

Altimetría: Armatilla

La subida a Armatilla está situada en el concejo de Oviedo. En pleno Olloniego comienza esta corta, pero empinadísima ascensión.
Nos encontramos ante un muro. La subida tiene una longitud de 1km exacto, con un 13,4% de media. Pese a su escasa longitud conlleva una alta dificultad ascenderla, ya que a su elevada pendiente media se añaden rampas que alcanzan hasta el 25%.








miércoles, 27 de septiembre de 2017

Angliru - 24 de Septiembre de 2017

A veces planeas ir a subir El Fito y acabas en el Angliru. ¿Y cómo sucede eso? A continuación lo explico detalladamente, jaja.



Pues eso, tenía planeado ir a subir El Fito para hacer una ruta de unos 150kms y meter algo de fondo. Pero como me duermo, jaja, y voy a salir algo más tarde de lo planeado, decido cambiar de planes para llegar a casa con tiempo para ver el final del Campeonato del Mundo. Así que decido ir a subir el Gamoniteiro desde Riosa.


Como la subida va a ser (muy) dura, me tomo los kilómetros previos con mucha calma. El valle de Riosa es precioso y siempre es un placer pedalear por aquí.



Sin mayor dificultad llego a La Vega. Allí miro hacia el Aramo, lo veo despejado, temperatura perfecta....ay mi madre!!! 
Pues si, ya está armada. A por el Angliru.


Hasta Viapará la subida es sencilla...sencilla comparada con la bestial segunda parte de la subida, porque en este primer tramo tenemos kilómetros a mas del 9% de media y rampas al 13-14%.



Se ve la carretera perfectamente e impresiona bastante. Aún así las sensaciones son buenas, y sobre todo, voy muy motivado.



Llego a Viapará. Tengo 1km llano para recuperar lo máximo posible.


Y comienza la parte dura. A partir de aquí hay 6,5kms donde un 12% es un descanso, jaja.



Pues como siempre hago en el Angliru, meto todo el desarrollo y a intentar subir lo más despacio posible. Y además, donde se pueda, disfrutar de las espectaculares vistas que hay durante toda la subida.



Llego a Les Picones y veo la Cueña justo encima. Impresiona. Empiezo a sentir el típico hormigueo nervioso, jaja.


Cobayos. Giro y veo la Cueña. Prefiero agachar la cabeza y mirar sólo al manillar, jaja.


Subo la Cueña lo más despacio posible, y voy solventándola muy bien. Bueno, todo lo bien que se puede ir en una rampa así, jaja.
No se me hace demasiado larga y cuando levanto la cabeza para ver cuanto queda estoy casi en el final.
De aquí a la cima quedan un par de rampas muy duras, pero ya voy muy motivado y me meriendo esas rampas.


Las vistas desde los últimos metros de la subida son brutales.




Y corono el Angliru. Es una auténtica putada de subida, pero hoy he hasta disfrutado, jaja.








Bajo con muchísima calma, parando varias veces para que enfríen las llantas. La seguridad es lo primero.
Vuelvo a Oviedo por La Manjoya con las piernas bastante frescas para haber subido el Angliru.


Hacía cuatro años que no subía el Angliru, y ahora no sé si volver la próxima semana, o volver en el 2021, jaja.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...